Mi primera vez…

Aún la recuerdo… parece que fue ayer…

Hace muchos años de ello pero aún sigue estando presente en mi mente… esta en la memoria que nunca se vacía, que nunca se recicla.

Es íncreible la cantidad de miedos que tenemos la primera vez… que todo salga bien, que no pase nada, que me guste, en fin… la verdad es que solemos preocuparnos por muchas cosas (más los que sobrepensamos) que al final no pasa nada.

Yo siempre justifique mi sobrepensar diciendo que era lento para responder ante ciertas circunstancias de la vida y que por eso pensaba antes lo que pudiera pasar y asi estar listo (en parte lo sigo haciendo, pero ya no como antes), en realidad desperdiciaba tiempo presente pensando en el futuro… pero regresemos a mi primera vez que de mi sobrepensar escribiré en otra historia.

Cuando tenía ocho años mi madre me alisto una maleta y me llevo a la terminal de autobuses… iba a embarcarme a un viaje de casi 5 horas en el cual viajaria solo y en el cual estaría viviendo con mis primos durante el verano… iba de vacaciones a estudiar inglés.

El viaje transcurrió sin novedad, mis primos fueron por mi a la Terminal y era divertido asistir a clases a primera hora y luego flojear el resto del día… aprendí muchas cosas en esos veranos.

Todo era nuevo, todo me causaba curiosidad mas que miedo… incluso regresarme de la escuela de inglés en el famoso Ruta 100 en sus camiones automáticos (nuevo para mi en ese entonces) entre un mundo de gente corriendo, comiendo, cantando, amando, platicando…

Hasta la fecha sigo sintiendo más curiosidad que miedo ante algo nuevo… no se si sea diferente, no se si mi madre influyo en eso, solo sé que siempre habrá una primera vez y siempre habrá temor en esa primera vez…

Pero no tengas miedo a algo nuevo o diferente… puede que te agrade o no y en ambos casos habrás ganado como persona.

Nos leemos en la próxima.