El elefantito y el monito…

Una vez en un circo nacio un elefantito, le pusieron un grillete a su patita y lo amarraron a un palo clavado en el piso. El elefantito se quiso quitar el grillete pero no pudo, el grillete era mas fuerte que él.

El elefantito creció y conforme pasaron los años siguió con el mismo grillete. Un día un monito le preguntó que porque no se quitaba el grillete, con el peso que tenia, el grillete era pan comido para él.

El elefantito le contestó que no porque cuando era niño todos los días a cada hora lo intentaba y el grillete era muy fuerte, durante muchos años lo intento y no lo pudo romper hasta que un día dejo de intentarlo.

El monito le dijo dejaste de intentar y en tu mente se murió la libertad.
El elefante le dijo que aún grande no podía romper el grillete, a lo que el monito le dijo que estaba en un error y le dijo te lo voy a demostrar.

El monito le prendió fuego a la carpa donde estaba el elefante y éste al verse copado por el fuego su instinto de supervivencia le hizo correr lo mas fuerte y rápido que pudo.

Cuando se dio cuenta estaba 5 kms lejos del incendio y se dio cuenta porque el grillete que tenía amarrado a su patita provocaba ruido al correr.

En ese momento se dio cuenta que el monito solo le dijo lo que podia hacer pero él tenia que darse cuenta de lo que podia hacer.

El podia hacer todo lo que el quisiera porque su fuerza era mucho mayor al del grillete.

Todos somos elefantitos en un momento…
Todos somos monitos en otro momento…
Pero todos, sin menospreciar a nadie… somos mas fuertes que cualquier grillete que nos quieran poner.